Todo lo que quieres saber sobre los Bulldogs

Sabemos que los bulldogs pueden llegar a parecer perros bravos, pero en su interior solo son animales muy dulces y amorosos con un temperamento amistoso con el que siempre demuestran ser los mejores compañeros que adoran el hogar y la familia. Algunas veces prefieren mantenerse dentro de la casa todo el día y no quieren irse a pasear ni que los obligues. Desde hace cientos de años lleva el estigma de ser de mal carácter y eso se nota por lo persistentes que son tratando siempre de llamar la atención para que lo atiendan y le hagan su voluntad.
Todo lo que quieres saber sobre los Bulldogs

Los mejores humanos para él son las personas solteras que viven en apartamentos, o las familias que pasan el día frente a la TV o viendo películas por internet.

El temperamento de los bulldogs los hace ser muy leales, confiables y obedientes. Además tienen mucha paciencia y tolerancia a cosas que a otros perros no les agrada, y por eso es que casi siempre se llevan bien con otros animales domésticos y sobre todo con niños pequeños. La gente que vive en apartamentos cerrados o que pasan horas frente a la televisión o a internet deben saber que los bulldogs son perfectos para ellos: No les hace falta mucho espacio y se alegran pasando el día acostados junto a ti en el sofá.

Los bulldogs no son la mejor elección que harías si buscas un perro guardián, ya que pueden asustar a un intruso o a quien consideren extraño, apenas con su apariencia, pero casi siempre se ponen amistosos y muy pacíficos en cuestión de minutos.

Debemos saber que a pesar de que son relajados y tranquilos, a los bulldogs les encanta estar mordiendo cosas. Debes asegurarte de que tengan varios juguetes para perros con los que puedan afilar su dentadura, para que no termine dañando tus objetos personales. Lo mejor que podrías hacer es conseguirle un compañero de juegos, como otro perro igual a él, si tienes espacio para dos.

Son animales muy fáciles de entrenar en diferentes cosas, ya que a los bulldogs les encanta llevarse bien y ser parte de las manadas. Algunos de ellos podrían ser algo dominantes, pero siempre necesitan una mano de firmeza para comportarse como debe ser. Es absolutamente necesario formarlos bien, aunque al pasar del tiempo se van suavizando en comportamiento.

Los perros bulldog, son como los pugs, y adoran las temperaturas ambientales, ni demasiado calientes ni tampoco muy frías, y al dormir pueden roncar a todo volumen.

El bulldog saludable puede vivir poco más de 10 años, aunque generalmente ya nacen con problemas de salud hereditarios. Algunos de ellos tienen problemas respiratorios, en la cadera, en la rodilla y hasta de la visión. No les gusta mucho que se diga estar haciendo ejercicios, pero es necesario sacarlos a caminar para mantenerlos en forma. Los pliegues de sus caras pueden acumular humedad y suciedad, por lo que conviene ayudarlos a limpiarse frecuentemente.

La historia de los bulldogs indica que se han criado en Inglaterra desde hace muchos años. Se sabe que en el siglo 17 los utilizaban para pelear contra toros y hacían apuestas, y en ese entonces tenían sus cabezas pequeñas y los cuerpos más atléticos que hoy en día. Pero en 1835 prohibieron las peleas con toros, y desde entonces los comenzaron a criar para que fueran más pacíficos, y sobre todo más relajados, ganando buena fama en exhibiciones caninas y siendo entonces considerados buenos animales de compañía.

Generalmente los bulldogs son cortos de tamaño, robustos y fornidos. Como tienen la cara arrugada y son robustos, pueden llegar a parecer intimidantes. El bulldog típico es el que tiene la  cabeza bastante grande, las mejillas bien marcadas cerca de los ojos. Los pliegues de su piel en la frente llegan hasta un hocico corto, además de una nariz ancha y negra que llama la atención, el labio superior es colgante y un marcado maxilar inferior. Tienen los ojos bastante alejados y las orejas pequeñas se doblan en la punta. Sus extremidades son cortas y robustas y eso le concede al animal un movimiento de tambaleo al caminar, además de que su cola es corta y baja. Sus pelos siempre son suaves y se encuentran en una amplia variedad de colores y tonalidades.