Cómo es el perro Bóxer y sus características principales

El Bóxer generalmente es de tamaño mediano y su cuerpo impresionante y musculoso hace juego con su cara y expresión inconfundible. Puede alcanzar los 12 años de vida estando saludable.
características del bóxer

Los Bóxer son perros muy juguetones, leales , leales, inteligentes, enérgicos, y pueden ser en muy tercos en su comportamiento. Son amantes de los niños, y se llevan bien con otros perros y animales; por lo tanto son buenas mascotas para familias. Les encanta formar parte de actividades junto a sus dueños para obtener toda la atención. Podrían ser destructivos si permanecen solos durante largos períodos de tiempo, por lo que no es un animal adecuado para familias que permanecen trabajando fuera de casa por muchas horas.

Los Bóxer son perros muy inteligentes y confiados en sí mismos. El entrenamiento y cualquier adiestramiento deberá comenzar a edades bien tempranas y deberá ser constante debido a que ellos pueden llegar a ser muy tercos. Sus entrenadores deben tener mucha paciencia y tiempo para darles la formación adecuada y eficaz, de lo contrario el animal siempre tratará de salirse con la suya. Es recomendable  la socialización temprana, ya que algunos se vuelven machos dominantes en poco tiempo.

Como tienen el pelaje corto no necesitan de muchos cuidados de aseo superficial, y con un cepillado bien hecho una vez por semana es suficiente para que se mantenga saludable.

Los ejercicios para esta raza con tanta energía tienen que ser diario para así mantenerlos sanos y felices. A ellos les encanta correr sin correa y perseguir pelotas u otros animales.

La torsión gástrica no es una condición hereditaria pero afecta con frecuencia a muchos perros de esta raza. Es un problema muy serio, y cuando se le presenta al animal, su estómago puede torcerse y bloquearse, provocando acumulación de gases. Si no se trata rápidamente podría ser una condición fatal. Dejan salir mucha saliva y vomitan constantemente si tienen esta enfermedad. Además llegarían a tener un colapso cardiovascular, que generalmente  ocurre cuando se ejercitan después de comer. Los problemas de torsión gástrica en estos perros adultos podría controlarse con una alimentación sana un par de veces al día y, por supuesto, al darle un tiempo para la digestión antes de llevarlo a correr o pasear.

La malformación o Displasia de Cadera es el resultado de en un mal ajuste entre la cabeza del hueso del fémur y el acetábulo de la cadera. Esta es una condición que puede ser aliviada con una simple cirugía. Los Bóxer con displasia generalmente tienen cachorros con los mismos padecimientos. Se puede saber si tendrán este problema, conociendo a sus padres, aunque el veterinario lo puede analizar antes para saber si tienen este problema

Los Bóxer podrían tener úlceras en la cornea: Esta es una condición que no es provocada por virus o bacterias, ya que es propia de la raza. La ulceración de la córnea podría afectar uno o ambos ojos pareciendo pequeñas y superficiales y casi nunca se expanden. La opacidad de la córnea o el crecimiento exagerado de los vasos sanguíneos se asocia a esta condición. Cuando la enfermedad es avanzada se nota un constante lagrimeo y se resiste al tratamiento. Aproximadamente el 80% de estas úlceras se producen en animales castrados a los cinco años de edad o mayores.

También pueden presentar Estenosis aórtica, que es una Reducción del canal de salida entre la cámara izquierda del corazón y la arteria principal (aorta). En casi todos los casos, se trata de un sonido anormal en el corazón (soplo sistólico), que se detecta con el estetoscopio y los síntomas podrían variar, entre síntomas de intolerancia al ejercicio y algunos desmayos. Mientras que la enfermedad avanza, los síntomas aumentan y se produce dificultad para respirar, tos, ritmos cardíacos anormales y hasta producir la muerte súbita.

El Monorchidismo también se presenta en esta raza algunas veces. Se trata de la falta de un testículo, ocurriendo frecuentemente más en los Bóxer que en otras razas distintas. El testículo se queda retenido dentro de la cavidad del abdomen. Se puede tratar mediante cirugía. El testículo que se encuentra retenido se debe retirar mientras el perro es joven.

La Historia de los Bóxer es teórica, pero se sabe que se originó como una raza creada por el hombre en la década de 1800. Sus antepasados eran los llamados Brabant Bullenbeisser, un perro del tipo mastín, que era criado originalmente en Alemania. Fue surgiendo a medida que los criadores de esos tiempos reproducían perros más adecuados para sujetar sus presas durante la caza, estos perros después se fueron cruzando con un perro mastín más chico que era el ancestro del Bulldog Inglés. El Bóxer de hoy en día tienen la mandíbula inferior ancha, la nariz más atrás y son más pequeños y más activos que los Bullenbeisser.

Es un perro que tiene fuerza, una amplia mandíbula y dientes poderosos, que son necesarios para tener capturada a su presa y seguir manteniéndola hasta que alguien los ayude a retirarla. Su nariz tiene aberturas grandes echadas hacia atrás dejándolo respirar mientras se mantiene aferrado a su presa. Estas arrugas a ambos lados del hocico mantienen la sangre de su presa lejos de sus ojos. Este criterio para la cabeza del Bóxer perfecto sigue en pie hoy en día.



Redacción :