Cómo debe ser bañado nuestro perro para que no tenga malos olores

¿Está sintiendo que su perro está desprendiendo mal olor? Es natural. Está corriendo mucho todo el día y sudando. Es el momento para la hora del baño.

Cómo debe ser bañado nuestro perro para que no tenga malos olores

Nota: Si su cachorro tiene menos de 7 u 8 semanas, debería dejar para después su primer baño. Espere a que crezca un poco. Su pequeño cuerpo no está preparado para autorregular su temperatura corporal todavía. Pero puede limpiar a su cachorro con un paño tibio sin productos si necesita hacerle una limpieza rápida.

Si su cachorro tiene más de 8 semanas, la frecuencia con la que lo bañe dependerá de varios factores: ¿Es invierno o verano? ¿Pasa su cachorro mucho tiempo al aire libre? ¿Tiene un pelaje más largo que puede ensuciarse más rápidamente que las razas de pelo corto?

Una buena regla general es que debe bañar a su perro una vez al mes. Por supuesto, si se revuelca en el barro, puede bañarlo más a menudo. O si su cachorro es propenso a tener la piel seca, puede esperar más tiempo entre los baños. Asegúrese de elegir un champú para cachorros que sea suave para su piel! 

Siga estos consejos para que el baño tenga éxito y no le termine usted empapado:

1. Empiece pronto. Acostumbre a su cachorro a bañarse comenzando temprano y elogiándolo lo más que pueda mientras lo baña.

2. Elija un lugar. Los lavabos son perfectos para bañar a los cachorros. Una manguera o una piscina para niños también puede servir muy bien en el verano. Dele a su cachorro algo a lo que agarrarse, como una alfombra de goma, para que esté más seguro. Tenga a mano todas las cosas y productos necesarios antes de empezar el baño y nunca deje a su cachorro desatendido. Perseguir a un cachorro mojado por la casa no es divertido para nadie y puede ser peligroso para ambos. Utilice agua tibia y deje la cabeza de su cachorro para lavar al final, para que no tenga tantas ganas de sacudirse.

3. Hágalo divertido. Es más probable que su cachorro colabore a la hora del baño si se está divirtiendo. Ponga su juguete favorito en la bañera, ¡o simplemente dele mucho amor y juegos!

4. Enjuáguelo bien. Una vez que le haya dado un masaje a su cachorro con un champú especialmente formulado para cachorros en su pelaje, asegúrese de enjuagarlo bien. Al igual que en los humanos, los restos de champú dejarán la piel de su cachorro seca, escamosa y con picor. No le eche agua en los oídos o en los ojos!

5. Evite las sacudidas. Después de un baño, a los cachorros les encanta sacudirse. Para evitar que el agua ensucie sus paredes, arroje una toalla sobre su cachorro y séquelo bien. Si el clima es frío, mantenga a su cachorro dentro de la casa hasta que esté completamente seco. Puede acelerar el proceso con un secador de pelo en un ambiente cálido o frío.

Cepille a su cachorro regularmente un par de veces por semana para evitar que el pelo se enrede o se enmarañe.